10 nov. 2013

El peor de los finales para Filipinas tras el paso de Haiyan


  • Haiyan destruye el 70% de la población de Tacloban, capital de la provincia de Leyte
  • Este super tifón deja hasta ahora 4,5 millones de afectados y más de 300.000 desplazados
  • Se teme que hayan muerto más de 10.000 personas, aunque no hay cifras oficiales totales
  • La Cancillería Argentina se solidarizó con Filipinas por el tifón
Haiyan, el tifón más potente del año, ha dejado un reguero de desolación a su paso por la región central de Filipinas, donde las autoridades locales estimaron que han muerto más de 10.000 personas.
El tifón, bautizado con el nombre de Yolanda por las autoridades filipinas, ha destruido entre el 70 y el 80% de la población de Tacloban, capital de la provincia de Leyte, con una población de 220.000 personas, indicó a los medios el jefe de la Policía regional, Elmer Soria.
"Según las estimaciones de la gobernación provincial, habrá unas 10.000 víctimas mortales" solo en la isla de Leyte, declaró Soria.
"La devastación aquí es absoluta", dijo el ministro de Interior, Manuel Roxas, tras llegar a Tacloban, la población más castigada por el fenómeno meteorológico, a unos 580 kilómetros al suroeste de Manila.
Además de las muertes provocadas por la caída de objetos a raíz del fuerte viento, con rachas superiores a los 300 kilómetros por hora, una repentina subida de la marea y el fuerte oleaje, similar a un tsunami, parece haber sido la causante de la mayoría de decesos.
"El agua era tan alta como un cocotero (...) mientras éramos arrastrados por el agua, vi entre los escombros a mucha gente levantando sus manos y gritando por ayuda", señaló al diario 'Inquirer' uno de los supervivientes de la tragedia.

Castástrofe

Una espesa capa de barro, coches arrastrados por el agua, árboles derribados y escombros de casas y edificios destruidos son una constante en las imágenes que la televisión filipina proporciona sobre la situación de la ciudad, en las que se pueden apreciar cientos de cadáveres tendidos en las calles.
"No hay electricidad, no hay agua potable, ni comida, nada. La gente está desesperada", declaró el ministro filipino de Defensa, Voltaire Gazmin, tras comentar que el presidente del país, Benigno Aquino, se quedó "sin palabras" al conocer el alcance de la tragedia.
Los medios locales informan de"saqueos" generalizados en toda la ciudad, previo a la llegada de la asistencia humanitaria y los militares.
"La situación en Tacloban es caótica ahora (...) Ya está todo saqueado, incluso la gente ha destrozado los cajeros bancarios para sacar el dinero", declaró Roger Mercado, gobernador de la provincia del Sur de Leyte, al canal 'Manila Televisión'.
Lynette Lim, cooperante de la ONG Save the Children, vivió en primera persona el caos que en la ciudad cuando Haiyan la alcanzó. "La tormenta fue enorme, había ventanas estallando constantemente, tejados que salían volando, desperdicios por todas partes. En mi vida he visto nada igual", explicó Lim, que recuerda como la tormenta duro seis largas horas. "Cuando salimos del edificio se veían muchos cadáveres por las calles. Las familias volvían a sus casas para ver qué quedaba de ellas, pero obviamente no había nada", asegura la cooperante.
Por su parte, el director de Save the Children en Filipinas, Ned Olney, explicó que el paisaje de la costa "ha cambiado radicalmente" y que "no queda absolutamente nada en pie". "Es una situación extrema. Estamos viendo como el número de víctimas mortales y de heridos no para de aumentar, y eso que estamos hablando solo de la provincia de Leyte", asegura Olney.

Otras regiones afectadas


En la isla de Samar, colindante con Leyte y por donde entró el pasado viernes el tifón, un miembro del consejo para gestión de desastres local dijo en la emisora de radio "DZBB" que al menos hay 300 cadáveres y unos 2.000 desaparecidos en esta región.
La Cruz Roja filipina estimó ayer que el número de fallecidos rondaría los 1.200, mientras la últimas cifras del informe del Consejo para la Gestión y Reducción de Desastres filipino habla de 151 muertos.
Reynaldo Balido, portavoz del organismo gubernamental, indicó que se espera que las cifras de víctimas aumenten en las próximas horas cuando comiencen a llegar los informes de las zonas devastadas.
China ha activado la alerta roja, la de mayor gravedad, por el tifón Haiyan, después de que una embarcación con seis tripulantes desapareciera en el mar del Sur del China a causa de este fenómeno. Haiyan, que se mueve a entre 30 y 35 kilómetros por hora, lleva fuertes precipitaciones y vientos a la isla tropical, donde han tenido que ser cancelados o retrasados más de 200 vuelos en sus dos aeropuertos de Sanya y Haikou.

Millones de afectados y ayuda humanitaria

Unos 4,5 millones de personas de 36 provincias de Filipinas se han visto afectadas por Haiyan, de las que unas 330.000 se encuentran en los centros de evacuados, señala la agencia filipina. Hernando Díaz, encargado consular en Filipinas, dijo a Télam desde Manila que "no hubo problemas con el centenar de argentinos que vive en Filipinas", y que "ninguno de ellos se encuentra en la zona del desastre" que corresponde a la región central del país, por lo que "no se reporta ningún compatriota entre las víctimas".
UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia ) anunció que manda un avión de carga con 60 toneladas de productos como tiendas de campaña y medicinas. La Comisión Europea ha anunciado el lanzamiento de tres millones de dólares para las operaciones de socorro. Gran Bretaña ha ofrecido un paquete de rescate de 9,6 millones de dólares.
Médicos Sin Fronteras ha enviado 200 toneladas de medicamentos , tiendas de campaña y los productos de higiene deben llegar a mitad de semana . Canadá se ha comprometido con cinco millones de dólares a las ONG ayudará a los sobrevivientes. Nueva Zelanda y Australia han hecho una donación inicial de 490.000 dólares y se comprometió a hacer más cuando la magnitud de los daños sea más conocida.El Ministerio de Relaciones Exteriores argentino "envía sus sentidas condolencias a los familiares de las víctimas y se pone a disposición del gobierno amigo de Filipinas para ayudar, en lo que esté a su alcance, a mitigar los efectos de la tragedia", según expresó en un comunicado .


El Sol No da señales de vida

Ya en el dia de la fecha nuestro astro rey, muestra un año por demas llamativo. Tanto que se escucha de calentamiento global por causas de...