14 oct. 2013

El ciclón Phailin pierde intensidad tras pasar por la India con fuertes vientos

  • Actualmente tiene unos vientos de entre 100 y 110 km/hora
  • A su paso ha dejado numerosos daños en cultivos y viviendas


El ciclón Phailin, que este sábado entró en la costa este de la India con fuertes vientos, ha perdido mucha intensidad y, por el momento, no hay datos de la existencia de víctimas mortales aunque sí daños materiales, según ha informado una fuente oficial.
"Aparentemente no hay víctimas", ha dicho el jefe del Departamento Meteorológico de la India, L.S. Rathore, en una rueda de prensa en Nueva Delhi transmitida en directo por las televisiones locales.
Rathore ha precisado que actualmente el ciclón tiene unos vientos de entre 100 y 110 kilómetros por hora en su epicentro, ubicado en el Estado de Orissa, la mitad de la velocidad que tenía este sábado cuando tocó tierra.
En otros puntos del país más alejados del epicentro la intensidad de la tormenta es mucho menor y seguirá reduciéndose en la próximas horas, en las que se esperan fuertes precipitaciones en varias regiones como Orissa, Andhra Pradesh, Bengala, Bihar o Chattisgarh.
La potencia del ciclón antes de llegar a la India había disparado las alarmas en las autoridades, que organizaron una de las mayores evacuaciones en la historia del gigante asiático, con el desplazamiento a zonas seguras de cerca de medio millón de personas.
En este sentido, Rathore ha gradecido a la prensa, especialmente a las televisiones, la cobertura realizada, pues ha ayudado en su opinión a expandir el mensaje de alerta de las administraciones.
Algunos medios indios como el canal privado NDTV o la agencia estatal PTIinformaron este sábado de la muerte de al menos cinco personas en sucesos como caídas de árboles o de postes de electricidad relacionados con condiciones meteorológicas adversas pero ocurridos antes de que el ciclón entrase en la India.
La tormenta ha provocado de momento a su paso por el país daños en cultivos, desperfectos en algunas viviendas e infraestructuras, y la interrupción del suministro eléctrico en varias áreas, así como parte del servicio de trenes y vuelos.
Uno de los mayores ciclones de la historia india provocó la pérdida de cerca de 10.000 vidas en el Estado de Orissa en 1999. 
Phailin causa 23 muertos y miles de evacuados en India


Los distritos de Mayurbhanj y Balasore han sido los más afectados por las inundaciones debido al desbordamiento de los ríos Budha Balanga y Baitarani
Las fuertes lluvias originadas tras el paso del ciclón Phailin, que causó 23 muertos, han provocado inundaciones que han forzado a las autoridades a evacuar a miles de personas en Orissa, en el este de la India, informaron hoy fuentes oficiales.

Los distritos de Mayurbhanj y Balasore han sido los más afectados por las inundaciones debido al desbordamiento de los ríos Budha Balanga y Baitarani, dijo el responsable de gestión de desastres de la región Surya Narayan Patro a la agencia local IANS.

En la ciudad de Baripada, de unos 110.000 habitantes, cientos de casas han quedado sumergidas bajo el agua, de acuerdo con un alto cargo del distrito de Mayurbhanj, Patil Rajesh Pravakar.

"La mitad de la ciudad está bajo el agua. Unas 3.000 personas han sido evacuadas", relató Rajesh.

Las víctimas mortales del ciclón Phailin ascendieron hoy a 23, después de que el país asiático efectuó una de las mayores evacuaciones de su historia con cerca de 900.000 desplazados, según Rajesh.

En Orissa perecieron 21 personas y en el vecino Andhra Pradesh el número de muertos ascendió a dos, la mayoría de ellas debido al derrumbe de muros y caída de árboles e inundaciones.

El número de muertos en este ciclón contrasta con los 10.000 muertos en un fenómeno meteorológico similar en 1999.

"Creo que hemos tenido éxito en minimizar la pérdida de vidas", se felicitó en declaraciones a la prensa Navin Patnaik, el jefe de Gobierno de Orissa, el estado indio más afectado y por el que en la noche del sábado pasado irrumpió la tormenta.

Según distintos medios locales, la tormenta ha afectado a ocho millones de personas en 14.500 pueblos en Orissa y destruido medio millón de hectáreas de cultivos.

Algunos de los damnificados ya han comenzado a regresar a sus casas, mientras otros continúan en campos de acogida y refugios.

El fenómeno ha probado en todo caso la solvencia con la que las autoridades indias han actuado ante una catástrofe natural en esta ocasión, siendo capaces de gestionar una evacuación masiva, que algunos medios califican como la mayor en 23 años.

¿Estamos ante un eventual enfriamiento?

Esta por demás decir, que el frió que está azotando a América del norte es anómalo. Nevadas en Estados donde no es recurrente, como tal e...