8 oct. 2013

Más de 400 familias de Cerrito, Ñeembucú, dejaron sus casas por inundación

Más de 400 familias del distrito de Cerrito en el departamento de Ñeembucú, sur del país, abandonaron sus casas a causa de las inundaciones generadas por la crecida del río Paraná. Seis a ocho meses serán requeridos para paliar todos los daños ocasionados, según estimó el gobernador del departamento, Tomás Montiel.



La crecida del Paraná se produce a raíz de las lluvias en la cuenca del río Yguazú, obligando a las represas hidroeléctricas liberar mayor caudal aguas abajo.

Son varios los distritos de Ñeembucú afectados por la crecida, pero la situación más crítica lo sufre la localidad de Cerrito, donde en sólo 12 horas, las aguas del río Paraná registraron una crecida de un metro.

“El problema mayor tenemos en Cerrito, donde más de 400 familias salieron de sus casas, y en días más tendremos muchos problemas también en Villalbin, General Díaz y Paso de Patria”, dijo Montiel en declaraciones a radio Cardinal.

Según el gobernador serán necesarios unos seis a ocho meses, para la recuperación total del departamento, puesto que este fenómeno dejará a su paso cuantiosas pérdidas materiales, de producción y de subsistencia.

“Aquí se prolongara por mucho tiempo este problema porque los pobladores que viven en la ribera del río Paraná, perdieron sus cosechas, están sacando sus animales de las islas, de los carrizales, los están malvendiendo. En Ñeembucú no hay mucho campo de altura, el problema social va a ser impresionante”, aseguró.

La Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), ya se encuentra realizando la asistencia correspondiente a los pobladores afectados de la zona. Para este jueves está previsto que la SEN distribuya entre los damnificados, unos 500 paquetes de alimentos.

La Cámara de Diputados declaró ayer miércoles, en estado de emergencia a los departamentos de Misiones, Ñeembucú, Amambay y Alto Paraná, afectados por inundaciones. El documento se remite al Senado.

En los primeros días de julio se espera una situación de emergencia ya que los pronósticos indican que las lluvias continuarán. No obstante, se prevé que descenso del nivel del agua del río Paraná. (Fuente: IP Paraguay).

¿Estamos ante un eventual enfriamiento?

Esta por demás decir, que el frió que está azotando a América del norte es anómalo. Nevadas en Estados donde no es recurrente, como tal e...