7 sept. 2013

Mas teorías confirman el inminente ingreso a un nuevo periodo glacial

Aún no se ha iniciado el proceso de aumento de las precipitaciones pluviales y nevosas; parece que fuese como si tuviera que acumularse un poco más el efecto del calentamiento global para que aumenten las lluvias y las nevadas



Está fuera de duda que hay un calentamiento atmosférico global y además otros dos elementos concomitantes: que es un proceso natural por causas que desconocemos y también que este proceso se ve acelerado por la emisión de carbono que hace la humanidad, procedente de los combustibles que quema. Asimismo, como consecuencia del calentamiento global se derriten los hielos de los glaciales en las montañas y, más importante aún, del casquete glacial en el océano glaciar Ártico y en la periferia de la Antártida.
Esto es lo que se puede afirmar con seguridad. Empero muchos piensan que tras este recalentamiento atmosférico y de las aguas oceánicas puede sobrevenir el inicio de una era glacial. Las eras glaciales y las interglaciales intercaladas han sido fenómenos cíclicos desde hace más de un millón de años. No se sabe porqué se producen ni tampoco porqué las glaciaciones más antiguas han sido con mayores masas de hielo que las más recientes. Hay explicaciones, pero son complejas y prefiero no meterme en lo que no entiendo. El hecho es que hace 20.000 años comenzó el retroceso de los hielos de la última glaciación, de modo que la agricultura y las civilizaciones se han producido en la era interglacial en que vivimos.
Hacia 1950, dos prestigiosos prehistoriadores franceses, Breuil y Lantier, expusieron una teoría que está básicamente demostrada. Conforme a la teoría de Breuil y Lantier las eras glaciales de Europa, Norteamérica y Sudamérica en cuanto a la cordillera andina y a la Patagonia, fueron sincrónicas con eras pluviales en el actual desierto del Sahara y presumiblemente en otras partes. Asimismo, las eras glaciales fueron sincrónicas con el calentamiento del océano glaciar Ártico, lo que produjo la desaparición del casquete glaciar. Se considera que las eras pluviales saharianas fueron productos de lluvias monzónicas estacionales, que actualmente no existen en esa región.
No entremos a las causas de las eras glaciales y de los interglaciales, limitémonos a saber que se admite que se produjeron por un calentamiento relativo de la atmósfera en las zonas ecuatoriales y sobre todo por la elevación de la temperatura de las aguas superficiales de los mares, tal como lo plantearon Breuil y Lantier. Para el caso de Europa, al elevarse la temperatura de las aguas de la corriente del Golfo de México, aumentó la precipitación pluvial en Europa y sobre todo fueron más intensas las nevadas invernales; al mismo tiempo las aguas del Ártico fueron menos frías y se derritió el casquete polar.
Quien examine esto por primera vez, formulará la pregunta: ¿Cómo es eso de que haciendo más calor en este mundo se formen glaciares? No daré ejemplos climatológicos locales, que dejaré para otro artículo, pero daré la explicación sencilla. Eso ocurre porque nevando mucho más se forman capas de nieve tan espesas que no llegan a derretirse en primavera y verano.
Formándose capas de nieve no derretida, se tiende a compactar y a transformarse en hielo, al mismo tiempo que el color blanco no retiene los rayos infrarrojos de la luminosidad solar y consecuentemente no calientan la superficie de la tierra. Así, si este fenómeno se repite durante siglos y milenios, se forman capas glaciares, que enfrían su entorno. De modo que para el caso de Europa se tuvo mares menos fríos, mientras que en tierra firme se enfrió la atmósfera por el efecto de las grandes masas de hielo. En el caso de Siberia, no acumularon masas glaciares porque sencillamente las nevadas invernales son insuficientes; con el calor del verano se derrite toda la nieve sin dificultad. Tiene que haber mucha más nieve cada año para que se formen capas que no logren derretirse y que se acumulen.
Aparentemente estamos al inicio de una era glacial, en un proceso acelerado por el efecto invernadero por la quema de combustibles como ser carbón, gas y petróleo. Los hielos de la Antártida disminuyen en su perímetro, los del Ártico son cada vez más esmirriados y los glaciares de las montañas se reducen año tras año, a la vez que se ha iniciado un proceso de elevación del nivel del mar. Empero aún no se ha iniciado el proceso de aumento de las precipitaciones pluviales y nevosas; parece que fuese como si tuviera que acumularse un poco más el efecto del calentamiento global para que aumenten las lluvias y las nevadas.

Por Bernardo Ellefsen

¿Estamos ante un eventual enfriamiento?

Esta por demás decir, que el frió que está azotando a América del norte es anómalo. Nevadas en Estados donde no es recurrente, como tal e...